Tal vez ya tienes una idea clara de qué es un crédito hipotecario y también conoces todos los requisitos necesarios para acceder a él. Sin embargo, existen algunos detalles que muchas personas pasan por alto, pero que tienen una gran influencia en la compra de una casa por medio de un préstamo bancario.

¿Estás pensando en acceder a este tipo de financiamiento? En Nexo Inmobiliario sabemos que es un proceso algo complejo, por eso queremos ayudarte a hacerlo más simple. ¿Estás listo? Presta atención a los siguientes consejos:

1.- Considera el valor final de la tasa de interés

Como debes saber, la tasa de interés establece el precio que el banco te cobra por el préstamo al que accedes. Ahora bien, cada institución financiera te puede ofrecer distintos porcentajes. De hecho, en lo que respecta a créditos para viviendas, las tasas al presente mes van desde un 7.15% hasta un 15.03%.

Sin embargo, la parte que no debes olvidar es que, incluso si las tasas de crédito son las mismas en dos bancos distintos, esto no significa que pagarás la misma cuota mensual en ambos casos. ¿Cómo es eso posible?

Bien, esto se debe a que en el monto del pago mensual que realices al banco se incluyen muchas veces otros costos complementarios que cada banco establece. Es en este punto que términos como la TCEA entran a tallar en la conversación, lo cual nos lleva a nuestro segundo consejo.

2.- No olvides la TCEA

Un aspecto muy importante al solicitar un crédito hipotecario, y que muchas veces es completamente olvidado, es la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA). Este representa el monto de las comisiones o portes y diversos gastos adicionales por los que la institución financiera te cobrará.

Entonces, luego de revisar las tasas de interés en cada banco, debes preguntar también por la TCEA. De igual forma, es recomendable que pidas información sobre los conceptos y montos específicos que se incluyen en esta tasa: cobros de seguros, gastos de mensajería y papelería y otros servicios complementarios.

Con esta información adicional podrás elegir con mayor facilidad la institución financiera que te ofrece los pagos mensuales más cómodos.

3.- La forma de sustentar tus ingresos

Uno de los requisitos que debes cumplir para calificar al crédito es probar que cuentas con una fuente de ingresos segura y constante. No importa si eres un trabajador dependiente o independiente, en ambos casos podrás acceder al financiamiento de una vivienda.

Si eres un trabajador dependiente y si trabajas para una empresa, puedes sustentar tus ingresos presentando copias de tus boletas de pago. Por lo general, te piden las de los tres últimos meses. En cuanto al segundo caso, es posible presentar los recibos por honorarios por el trabajo que realices de manera independiente y estén autorizados por la Sunat.

Sin embargo, ¿qué sucede con las personas que tienen un negocio propio? Ellos también son considerados como trabajadores independientes y pueden sustentar las ventas que realizan con tus declaraciones a la Sunat.

4.- Prioriza tu estabilidad laboral

Debes tener en mente que para las entidades financieras que brindan créditos es muy importante que las personas a quienes prestan dinero puedan pagar a tiempo las cuotas mensuales. Una de las formas en que se aseguran de esto es comprobando el arraigo laboral.

Por lo general, un banco te pedirá que tengas un trabajo fijo y que te desempeñes en este por lo menos un año de manera ininterrumpida. Existe también la posibilidad de pedir una solicitud de excepción a fin de acceder al crédito sin cumplir con la antigüedad laboral requerida.

5.- Ten en mente tu capacidad de pago

Un crédito hipotecario para acceder a una casa es, en esencia, un préstamo. Por lo tanto, es extremadamente importante que solo adquieras la deuda que podrás solventar. Para esto debes analizar con cuidado tu capacidad de pago. Primero, analiza el monto mensual de tus ingresos y, luego, comprueba tus gastos a lo largo del mes.

Por lo general, se recomienda que los gastos con los que debas cumplir no sean mayores al 40% de tus ingresos. Empieza con un listado de tus principales pasivos: alimentos, transporte, educación, entre otros. Esto es muy importante, ya que te ayudará a determinar el crédito al que puedes acceder y evitar problemas a largo plazo.

Estos son algunos puntos que la mayoría de personas descuida, lo cual termina afectando el acceso al crédito hipotecario. Si tienes en cuenta estos consejos, el proceso para adquirir tu vivienda será mucho más simple y te ahorrarás muchas preocupaciones.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Estás buscando el departamento, casa, lote u oficina ideal? Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el inmueble soñado.

Escribe un Comentario