Empezar una vida independiente es un proceso lleno de retos y, ante estos, optar por alquilar una casa o departamento es una opción muy conveniente. Sin embargo, es mejor tomar algunas precauciones, ya que no eres el dueño del espacio, eres un inquilino. Eso significa que debes asegurarte del estado en el que recibes la vivienda y que esta no sufra algún tipo de daño mientras la alquilas.

Por eso, en Nexo Inmobiliario te ofrecemos algunos consejos para evitar complicaciones al alquilar tu primer departamento o casa.

1.- Inspecciona la propiedad

Lo primero que debes hacer al momento de visitar un departamento es revisar sus instalaciones y conexiones. Empieza por inspeccionar las conexiones de agua a fin de ver si encuentras goteras en las tuberías. Otro aspecto a considerar es si los caños funcionan de la manera correcta y proveen un flujo fuerte y estable de agua. De igual manera, recorre cada habitación y comprueba que cada tomacorriente se encuentra en óptimas condiciones, lo mismo con los interruptores de luz de las habitaciones.

2.- Lee bien el contrato

El alquiler tiene que realizarse siempre en el contexto de un contrato de alquiler. En ese sentido, es necesario que leas con detenimiento la totalidad del contrato ya que este podría contener cláusulas extra que no puedes pasar por alto. Una vez firmado, este es legalmente vinculante, por lo que debes saber cuáles son tus responsabilidades. Si no te sientes seguro con respecto al contrato y su contenido, es recomendable que busques ayuda legal.

3.- Inspecciona la propiedad nuevamente

La primera visita a la propiedad es para ver si esta te conviene o no, y para comprobar que sus aspectos básicos estén en orden. Durante la segunda visita debes realizar una inspección extensa. Una vez en la vivienda, toma fotos y documenta cualquier tipo de daño que encuentres.

Si, por ejemplo, encuentras agujeros en alguna de las paredes que sugieren que hubo un televisor montado, notifícalo por escrito al arrendador. Es posible que él arregle ese detalle antes de que te instales. Lo importante es notificarle de cualquier daño o imperfección existente antes de instalarte o, de lo contrario, él podría acusarte de haber causado el desperfecto.

Te puede interesar: ¿Departamento pequeño? 5 tips para sacarle el jugo al espacio

4.- Realiza los pagos a tiempo

Una vez que te has mudado a tu nuevo hogar, debes pagar el alquiler a tiempo y, de ser posible, con una ligera anticipación. Esto hablará de la seriedad con la que cumples el acuerdo y dará una muy buena impresión al arrendador. El modo de pago tiene varias formas: en efectivo, cheques o de manera electrónica. Ahora bien, no es recomendable pagar en efectivo ya que este modo de pago no deja un rastro del pago. Sin embargo, si decides pagar al contado, no debes olvidar pedir un recibo que registre claramente la fecha y el monto del pago.

5.- Asegúrate de la recepción del dinero

Por otra parte, si decides realizar el pago a través de un medio que no sea en efectivo, es mejor que te asegures de que el arrendador ha recibido el dinero. En esta situación, lo mejor es avisar por escrito que ya se realizó la transferencia. Sin embargo, un correo electrónico también puede ser efectivo. Lo último que deseas es que el arrendador piense que no estás pagando el alquiler a tiempo.

6.- Ten una buena relación con el arrendador

Esto no significa que tengas que ser su mejor amigo, pero si vas a alquilar una casa por un tiempo prolongado, lo mejor es poder llevarte bien con él. Puede ser muy difícil tratar con un dueño descontento. Además, ten en cuenta que si mantienes una buena relación con él, sin duda responderá rápidamente y de mejor manera ante cualquier emergencia.

7.- Documenta toda la comunicación entre tú y el arrendador

Tanto los correos electrónicos como los mensajes escritos son buenas formas de documentar cualquier forma de correspondencia. Incluso si has establecido una buena relación con el arrendatario, siempre es mejor tomar algunas precauciones en caso la situación cambie. De esta forma, de existir alguna discrepancia entre ustedes, tendrás un conveniente registro en el cual apoyarte.

8.- Conoce a tus vecinos

Este podría no parecer un consejo importante, pero tus vecinos pueden brindarte ayuda en el momento necesario. No olvides que ellos conocen mejor el área y  pueden recomendarte cuál es el mejor gimnasio del vecindario o un restaurante particularmente bueno. Además, ellos probablemente conozcan al arrendador y los previos arrendatarios de la vivienda o departamento. Nunca está de más saber si han existido problemas con alguno de los arrendatarios previos o con un punto en particular de la casa o departamento.

Estos son los principales consejos que te invitamos a seguir. No olvides que con las precauciones apropiadas puedes evitar muchos problemas y ahorrarte mucho dinero.

En Nexo Inmobiliario podrás encontrar las principales inmobiliarias del país y sus diversos proyectos. ¿Ya encontraste el departamento de tus sueños?  Ingresa a nuestra página oficial y encuentra el proyecto ideal.

Escribe un Comentario